Un tesoro oculto en Ibiza, el retablo de Jesús

No importa cuántas veces vayas a Ibiza, siempre, en tu próxima llegada visitarás algo nuevo; por ser un lugar de alegría y diversión, se pasa por alto la religiosidad que sus tradiciones y costumbres también tienen, tal es el caso de la visita al poblado de Jesús; alquila un coche y llega a conocer sus rincones con la certeza que será una de las mejores y más bonitas de las visitas que puedas hacer.

El retablo de Jesús, la religiosidad de Ibiza

A solo tres kilómetros de la capital de la isla; junto  a la carretera que direcciona a Cap Martinet, se encuentra uno de los tesoros ocultos de Ibiza; precisamente en el poblado de Jesús; allí se encuentra una iglesia de imagen modesta  y sencilla, en cuyo interior se alberga una de las obras pictóricas más hermosa de toda la isla; se trata del retablo de Jesús; no puedes perder la oportunidad de verlo, y mucho más, si eres fanático del arte.

Un rincón de Ibiza para Jesús

Nadie comprende, porque esta iglesia de aspecto tan sencillo, fue escogida para proteger y conservar una de las obras más sobresaliente del arte gótico de la isla; el retablo de Jesús, el rostro de la Virgen del cuerpo central son las  obras más representativas de la iconografía medieval de España.

Es así como algunos historiadores opinan que la obra fue realizada  para otro templo de origen franciscano y por error llegó a la isla .La obra fue realizada por el artista de origen valenciano, Rodrigo de Osona junto a su hijo Francisco,  finalizada a fines del siglo XV , donde acentuaron su influencia hispanoflamenca, de estilo gótico y dejos de renacimiento. Su representación de la Madre de Dios de la leche es de sumo valor religioso.

Obra espectacular de la religión cristiana

La obra tiene siete metros y medio de altura y cinco metros diez de ancho para totalizar 25 tablas que presentan constantemente el pan de oro. Siendo una de las obras maestras de la isla, es altamente definida por sus maravillosas escenas.

Aunque parece pasar desapercibida en la mayoría de los recorridos turísticos, es una de las atracciones más importantes para el que pasa por el extremo norte de la bahía de Talamanca. Es digna de ser magnificada por ser patrimonio histórico artístico de Ibiza y se debe apreciar como tal.

 De resto el templo en su interior presenta elementos característicos de todos los los templo, una nave única,  las capillas laterales, el coro , el porxo, el trabajo de mantenimiento aplicado a la obra le asegura su perduración en el tiempo, para continuar llenando de paz y serenidad a quien las visita.

Continuación  del paseo

Puedes salir del poblado y dirigirte al Cuatro Latas; allí escoge un pescado a la plancha; es un hermoso chiringuito de aspecto rústico ubicado al extremo norte de Talamanca; tiene como vecino al restaurante Sa Punta; allí puedes pedir con confianza una exquisita paella en el chiringuito Bar Flotante, otro de los infalibles de ese lugar.

Lleno espiritualidad y de la presencia de Jesús y solo de pensar en cómo las maderas de pino, los pigmentos minerales  molidos por el artista de hace cinco siglos, trabajó con absoluto amor y dedicación, más todos los componentes que formaron y se usaron para que este bella obra de arte sobreviva en perfecto estado , ten por seguro que admiraras de otra forma los atardeceres en la terraza de Sa Calma, ideal tomar  para tomar un buen vino o un café, contemplando la Bella Dalt Vila  y toda el área de La Marina.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.