Los chiringuitos retoman su lugar como lo mejor de Ibiza

Nada mejor que disfrutar una tarde al aire libre en uno de estos lugares, donde se siente la verdadera esencia del pueblo ibicenco; imposible dejarlos atrás y restarles importancia; definitivamente, los chiringuitos  han renacido para tomar su lugar y continuar siendo los mejores lugares para vacacionar de la isla Mágica.

Lo mejor de Ibiza, en cinco chiringuitos de toda la vida.

Ciertamente, los beach clubs han pasado a ser centros de diversión y entretenimiento, los lugares más sofisticados los exponen como lo mejor de Ibiza; sin embargo, si se piensa en los lugares más auténticos de la isla; los chiringuitos  más tradicionales son la esencia verdadera del sentir ibicenco.

Por estar distribuidos por toda la isla, resulta muy favorable realizar un recorrido de reconocimiento que no solo abarque conocerlos y disfrutar de su atención y gastronomía sino que también se aprecie las bellezas naturales del camino para llegar a ellos; solo queda alquilar un coche, cómodo y de fácil conducción; para celebrar en sus mesas todas las sorpresas que nos esperan gracias a sus menús.

Cuatro Latas

Súper peculiar, al natural y con la seguridad de que en Cuatro Latas solo se consume el pescado atrapado ese día; magnifica atención, ambiente familiar y con escenarios únicos de la ciudad de Ibiza.

El ambiente marina en sillas de plástico, sombrillas amplias y de sabores y tapas exquisitas; es casi obligado incluirlo como uno de los favoritos; para la noches, cenas del pescado que queda en el día; se encuentra en Cap Martinet, finalizando la playa de Talamanca, como todo sucede al día, es imposible reservar y a disfrutar del mar.

Can Colomaret

Otro de los chiringuitos que se han sabido mantener en el espectro competitivo de Ibiza, gracias, a sus singulares platillos marinos, donde destacan el pescado y los calamares y por supuesto, todo obtenido ese mismo día; la informalidad absoluta, como andar descalzo, meter los pies en arena, comer con los dedos y disfrutar de la brisa marina y del suave olor del mar.

Ubicado a la punta norte de la Cala Nova, el lugar sencillo de mesas y sillas de plástico, estás pueden estar frente al mar o bajo la sombra de los pinos y sabinos del bosque próximo. Todo es exquisito y mucho más su especial atención y privacidad.

Cala d´Hort

Súper especial, situado estratégicamente para apreciar a Es Vedrá plenamente, la comida es fabulosa y abundante, extremadamente visitado por lo que es imperioso reservar en temporadas de afluencia alta.

Las vistas y la puesta de sol solo son comparables con exquisitez de la paella de mariscos y pescado, los arroces, boquerones fritos  o cualquiera de los platillos que allí se preparan, y ni hablar del servicio y la buena atención, es de primera clase; de igual manera tienen una carta de vinos superior.

Un ambiente alegre y lleno de vida, nada de artificios ni parafernalias; al contrario, sencillo, familiar y aseadito, es una de las ofertas más valederas en esta isla.

Ses Eufabies

El infalible, clásico lugar de encuentros en Cala Tarida, aquí es el lugar exacto para pasarla de lo más  lindo, comiendo lo mejor de la gastronomía del Mediterráneo y sintiendo la esencia pura del ibicenco.

Un lugar sencillo,  de larga historia en el ramo, con hermosas vistas a la playa y todos sus encantos, las mesas se llena y si no se reserva toca comer tumbado en la arena sobre la toalla. De esta forma, la cocina es sencilla,abundante y sabrosa, las mesas son rústicas y se reparten en la playa en terrazas escalonadas frente al mar.

Es Puetó

Auténtico y sobrado en originalidad, ubicado en Sant Antonio  junto a la playa Es Puetó; se puede asegurar que es uno de los últimos que van quedando en la isla, con este estilo tan autentico; instalado sobre la misma arena, sin posturas ni artificios, sus vistas espectacularmente naturales, el atardecer, el amanecer, el mar bravío o apacibles, olas suaves o violentas.

La comida excepcional, divina barata y abundante, sin música atrofiante, pero, eso sí, con unas enormes jarras de cervezas, frías y espumeantes, dignas de un cosaco; ciertamente, el lugar es encantador, con el mayor futuro y deseando que como ese lugar, se reinventen muchos más.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.