Descubre la hermosa Dalt Vila en todo su esplendor 

Dalt Vila muestra sus rincones más íntimos al recorrerla plácidamente; no solo su interior histórico llama la atención, sus escenarios exteriores no dejan de ser la marcada esencia de un tesoro escondido. 

Dalt Vila tesoro espléndido de lugares naturales e históricos 

Un lugar rodeado de magnificas murallas enmarcan la belleza monumental de Dalt Vila, en Eivissa; la muestra física del paso de catalanes, fenicios, musulmanes, púnicos y romanos. Así es Ibiza, en su casco antiguo luce la ciudadela, hermosa y mediterránea, destacada como Patrimonio de la Humanidad. 

Así es como su estilo de ambiente animado y estival, recreado con museos y rincones repletos de historia antigua; llenan de encanto a los viajeros de todo estilo; de esta forma, perezosos, deportistas, artistas cubren sus deseos al caminarla simplemente recrear sus escenarios en un lienzo o papel. 

Igualmente, caminarla sin rumbo, solo admirándola, dirigiéndose a lo más alto para llegar a su mismo origen; aunque si no quieres dejar puntos interesantes del lugar por fuera, sigue estos 10 puntos de importantes sin duda. 

Recuerda, si es verano, empezar temprano o ya caída la tarde; esta segunda opción te llevara a lugares agradables donde cenar alrededor de la plaza de Vila. 

Cualquier lugar es el ideal  en Ibiza

El primer punto de llegada es la Porta de Ses Taules, muy cerca del Mercado Viejo, este sitio se encuentra intacto luego de los ataques de piratas que obligo a levantar murallas de estilo renacentistas; es una de las vistas más simbólicas de Ibiza. 

Luego de cruzar la puerta, se observa la plaza de Vila, allí se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo que muestra una importante colección de estilo vanguardista.  

Aprovechar de pasear la plaza de Sa Carrosa es otra de las buenas opciones, por su encanto y vitalidad, disfrutar de los restaurantes más clásicos de la isla, como El Portalón; continuando el recorrido se encuentra el baluarte de Santa Lucía, que ofrece escenarios panorámicos excelentes del puerto de Ibiza y los barrios de La Marina y Sa Penya. 

Historia, arte y gastronomía 

También, es interesante la visita al antiguo convento de los dominicos, actualmente funciona como sede del Ayuntamiento; este sitio queda atrás del camino para llegar a lo más alto de Dalt Vila; por consiguiente hay dejarse llevar por las calles de Pere Tur y de Joan Román; al finalizar el camino se encuentra el convento de Sant Cristóbal; construido con una hermosa capilla de estilo abierto para los visitantes, se encuentra rodeada de kioscos con empanadas, orelletas, cocas y dulces preparados por las monjas del convento. 

De regreso, hay que pasar por el carrer Major, hasta dar con el Museo Puget; es obligatoria la visita para deleitarse con sus espléndidos interiores góticos y las colecciones de la Ibiza rural de la primera mitad del siglo XX. 

Esa misma calle da hasta Sa Portella, camino exclusivo a la ciudadela árabe sobreviviente al tiempo, la vista de las casas señoriales muy cercanas a la Catedral y el Museo Arqueológico; también hay que visitar Centro de Interpretación Madina Yabisa, un paseo por la antiquísima Eivissa musulmana; persistente en su trazo urbano y las torres de Dalt Vila. 

Escenario turístico de altura 

Dalt Vila ha crecido como escenario turístico, enalteciendo cada detalle de sus arquitecturas, esculturas y arte en general; es así como muestra innumerables atriles informativos, visitas guiadas, audio guías y experiencias interactivas y multimedia que se localizan en los baluartes de Sant Pere, Sant Bernard y Sant Jaume. 

Por ejemplo, las vistas sensacionales de las playas de Figueretes, de en Bossa hasta de Es Cavallet y Fomentera; para dar paso al trazado de murallas históricos que la circundan. 

Ya en la noche, la invitación a la Plaça del Sol, agradable en verano por sus diversos restaurantes.Para continuar De Aunque se verá la Portal Nou, que lleva a las afueras de Dalt Vila, siguiendo por la calle de Santa Creu están las galerías Arte del Mundo y Van der Voort; visitas clásicas del cielo de Ibiza para finalizar en la Plaça de Vila. 

Un lugar ideal para turistas y propios que disfrutan del bullicio en restaurantes como La Torreta, donde se vive un ambiente mediterráneo; ya de noche se puede disfrutar en Tira Pallá un bar de alta calidad de cielo abierto con una hermosa panorámica. 

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.