Conoce Cala Salada y Cala Saladeta en Ibiza

La magia de Ibiza  llena de encantos estas dos playas vecinas; la superioridad de los escenarios magnificos que posee las hacen  ser , las más visitadas y por supuesto las más comentadas, cercanas a Sant Antoni de Portmany se muestran seductoras y atrayentes para los que desean pasar un día de diferente descanso.

Cala Salada y Cala Saladeta en Ibiza, mágico encanto

A poco minutos del mundo urbano surgen estos lugares naturales, llenos de magia y encanto, playas vírgenes ideales para pasarla de lo mejor con la familia, amigos o en pareja, un encuentro espontaneo de tranquilidad a poca distancia de lo urbano.

Es así como las playas se encuentran rodeadas de colinas con bosques de pinos, se ha convertido en un destino selecto para los propios de la isla y para  los que  poseen embarcaciones pequeñas.

Sus aguas tan claras y hermosas, poco profundas y perfectas para el nado inicial o profesional, el fondo marino es un colchón de arena blanda; su belleza hace que se llene hasta arriba y se puede ver a las personas tumbadas sobre las rocas que las separan; es decir que Cala Salada y Cala Saladeta son la pareja ideal; algunos gustan de saltar desde los acantilados, aunque hay que tener precaución, sino se comprueba la profundidad del agua primero.

Existe el servicio de sombrillas, hamacas, sillas plegables, seguridad, duchas, parking, aseos y acceso para discapacitados  que pueden entrar al mar bajo supervisión de los socorristas con sillas anfibias y muletas especiales

Aventura y senderismo

En parte donde se encuentra la roca saliente, en la zona derecha de la cala salada se encuentra una torre de piedra muy pintoresca, que señala los caminos para llegar a la Cala Saladeta, si se mira a la izquierda se aprecian las casetas de los pescadores que han sido excavadas en la roca.

Otros caminos ya trillados por el paso de exploradores y curiosos dirigen a zonas de naturaleza virgen; cabe mencionar, las cuevas de Ses Fontanelles, reconocidas por las pinturas que se encuentran en su interior que datan de la Edad de Bronce.

Si eres del tipo aventurero, puedes dirigir el coche y antes de llegar a la entrada de la cala, sigue el camino de tierra, y hasta donde llegue el coche, (aquí es donde es preferible alquilar un jeep), apéate y continúa la travesía hasta la cueva por el acantilado, en caso de no poder entrar a las cuevas, ten la seguridad que fue una experiencia única.

Experiencias únicas e inolvidables

¡La aventura siempre llena el cuerpo de adrenalina y eso rejuvenece el espíritu!; sin duda laguna, las vistas son impresionantes desde el acantilado y se puede bajas entre las piedras hasta el mar y lograr un sitio intimo para zambullirte.

Las playas en este lugar son un lugar natural sin ruidos estruendosos, libres del bullicio de los beach clubs o construcciones, solo existe un chiringuito, especializado en preparar las mejores paellas de la zona.

La pandemia trajo nuevas formas de control de la cantidad de personas que puedan estacionarse sin contratiempo; es decir, la carretera  se corta antes de llegar a las playas; una solución puede ser aparcar en can Coix  y tomar un bus que los deja lo más cerca posible de las playas;  otras opciones, porque es cierto que estas playas son fenomenales, es tomar un bus directo desde San Antonio.

 Otra experiencia inolvidable, llegar por el mar, en el barco de Ulises Cat , que zarpa desde el muelle del puerto del pueblo de Sant Antoni.

Disfruta de sus atardeceres y no te prives de contemplar una de las playas más bonita de la isla de Ibiza en el Mediterráneo.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.